sábado, 1 de octubre de 2016

Menudos bichos

La espía Paula observa una mantis religiosa.

Llevamos dos días durante los cuales los peques están revolucionados. Han venido a visitarnos algunas clases de "bichos" inusuales.

 ¡Qué valiente el maestro Elías!

El maestro Elías, que se atreve con todo, ha metido la mantis en un terrario con la ayuda de un palo. Nos ha explicado que a los seis meses la mantis puede volar.

La mantis macho, de color marrón, se tranquiliza cuando los niños y niñas entran en clase. Tendremos este animalito durante varios días en el terrario para poder observarlo.


La mantis se pone juguetona subiendo por la manga del maestro

Tras el recreo el maestro aparece por nuestra clase indicando que ha aparecido la compañera de la mantis. Esta es hembra y de color verde.


Mantis macho y hembra compartirán terrario.

Algunas aulas aprovechan esta circunstancia para poder dibujar la pareja de animales. Siempre es mejor dibujar de la realidad que de una fotografía o lámina.


  El maestro se teme lo peor y va a por comida para las mantis.

Las mantis son carnívoras. Se alimentan de insectos como avispas, saltamontes... Dificilísimo capturar una avispa pues están nerviosas merodeando los restos del desayuno de los peques.



Se cumplen los peores presagios

Al final la mantis hembra devora a la mantis macho. La naturaleza a veces es cruel.


Un lagarto ocelado en el otro terrario

Y por si la aventura safari os pareció escasa, nos avisan de Educación Infantil que han encontrado otro animal dentro del aeso, en el inodoro. Se trata de un lagarto ocelazo, según nos dice el mestro Manolo.

Una mañana divertida y diferente, en la que todos hemos aprendido cosas nuevas.

 
Share
ShareSidebar
Share |