viernes, 18 de diciembre de 2009

EL MAESTRO ESTÁ UN POCO RARO (Por Andrea)



¿Os habéis fijado en que el maestro Gregorio lleva siempre las gafas de sol?

Pues, el otro día, en clase todos veíamos al maestro un poco raro. Al principio no sabíamos lo que era, se levantaba a mirar algo, lo mirábamos de pies a cabeza y no sabíamos lo que era. Después de un rato caímos en que el maestro no llevaba gafas.

Todos nos preguntábamos por qué no las llevaba. Nos daba un poco de vergüenza preguntárselo.

Yo iba a preguntárselo cuando María Luisa dijo que ella se lo decía. En vez de preguntarle, le dijo que si podíamos hacer este artículo.

Todos los niños y niñas vimos al maestro sin gafas y ya no se nos va a olvidar el maestro sin sus gafas de sol

A lo mejor, por lo que nunca se las quita, es porque se las había regalado una persona especial para él o, simplemente, es que son sus preferidas.

¿Veremos alguna otra vez al maestro sin gafas?

2 comentarios:

Musi dijo...

Entonces, ¿por qué no llevaba gafas?
¿se le han roto?, ¿se las ha perdido?, ¿se las han robado?...

Creo que os tendríais que organizar para regalarle unas gafas.
Y si las tiene, pues para repuesto.

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

No, Musi. Tan sólo fue un olvido de las gafas que se quedaron en la casa. Otro día aparecí sin ellas y alguien volvió a decir: ¡qué raro está el maestro! Me cuesta ver sin gafas cuando hay luminosidad excesiva. Jejejeje.

 
Share
ShareSidebar
Share |