lunes, 25 de febrero de 2008

La Crónica Deportiva (IV): Carrera de Fondo en Albolote

El día 24 de febrero, domingo, amaneció bastante nublado. Durante la noche anterior, en Granada, estuvo lloviendo suavemente pero casi sin cesar. Todo el suelo estaba mojado y se respiraba un ambiente bastante húmedo. La noche no dejó dormir muy bien, pensando en que la carrera iría sobre mojado. Son bastantes los días que he entrenado bajo la lluvia y no le temo al agua que cae. Pero lo que sí es peligroso son las posibles caídas por resbalones. Tras un desayuno algo fuerte, dos horas antes de la carrera, nos colocamos la indumentaria, cogemos el coche y rumbo a Albolote.

(El cielo, bastante nublado, antes de la carrera)

Llegamos bastante temprano, lo cual es importante porque encuentras aparcamiento, te permite recoger el chip y el dorsal sin agobios, puedes saludar a gente con la que te encuentras en las carreras, y también puedes dedicar el tiempo suficiente para hacer estiramientos y calentar.

El cielo se encontraba, una hora antes de la salida, bastante nublado y estaba la duda de si nos caería un chaparrón. Recogemos nuestro chip y vemos el tríptico con la ruta de carrera. Esta vez sí que son 10 kilómetros exactos, pues me he molestado en comprobarlo con Google Earth. Hay que dar una vuelta al estadio, dos vueltas a un circuito de casi 5 kilómetros y finalizar recorriendo 300 metros en la pista.

(Recogida de chips y dorsal antes de la carrera)

Tras saludar a varios conocidos, hacemos los estiramientos pertinentes y cuatro vueltas al estadio a un ritmo muy lento, para calentar.

Se acerca la hora de la salida y vemos que el cielo se ha ido despejando e incluso luce el sol, sin hacer excesivo calor. Tras el calentamiento, se da la salida. Los primeros segundos estamos parados hasta que el pelotón se pone en marcha y podemos comenzar. En tan sólo medio minuto la cabeza de carrera ya ha recorrido, a un ritmo endiablado, más de 300 metros y nos aventajan en una considerable distancia.

Damos la vuelta a la pista y salimos a las calles de Albolote. Los dos primeros kilómetros se corren a una marcha bastante buena pues el recorrido "pica" hacia abajo. Pero nuestras mentes son conscientes de que todo lo que se baja hay que subirlo después. El recorrido es bastante "limpio" sin tener que subir y bajar demasiados bordillos, comparando con la carrera de Armilla. Termina el descenso y comienza la subida; ésta se hace dura, pues queremos mantener un ritmo similar al anterior. En el kilómetro 5 recibimos la ansiada agua que nos hidrata un poco y nos anima a continuar. Conscientes de la subida última, aflojamos el ritmo un poco.

Los dos últimos kilómetros me cuestan bastante: un intenso dolor en el pecho me alerta de un esfuerzo excesivo y bajo el ritmo de carrera a 4'35 minutos el kilómetro. Entramos en el estadio y aceleramos en un sprint de 200 metros. Finalizado el esfuerzo la satisfacción de haber acabado es bastante grande. Y de mi clasificación estoy contento, sobre todo con respecto a la categoría.

Tiempo empleado: 42'24''
Velocidad media: 4'15'' el kilómetro

Posición final: 168 de los 603 llegados.
Posición por categoría Veterano C: 11 de los 56 llegados.


Para ver las clasificaciones, nada más que entrar en la página de gescon&chip

1 comentario:

antonio ferre y david infante dijo...

en qus puesto quedO?

 
Share
ShareSidebar
Share |