miércoles, 11 de diciembre de 2013

LA CARTA SORPRESA DE PITUFÍN

 Una microcarta de Pitufín, la sorpresa de esta semana.

La semana pasada tuvimos una gran sorpresa porque Pitufín nos ha escrito una carta. Pero la sorpresa fue mayúscula, o mejor dicho... ¡minúscula! ¿Por qué? Porque la carta era más pequeña que un clip. Arriba podéis haceros una idea del tamaño. 


¿Qué nos contará Pitufín en su escrito?

¿Por qué nos habrá escrito Pitufín? Todos estamos intrigadísimos. Pero claro, hay un pequeño gran problema. No hay vista humana capaz de leer esa letra tan pequeñísima que emplean los gnomos cuando escriben. Entonces tuvimos que recurrir a nuestro ingenio y pensar cómo podríamos leerla. Algunos sugirieron utilizar un microscopio, un telescopio... Hasta que alguien dijo: ¡Una lupa!



 Chaima lee la carta al resto de compañeros, usando una lupa.

Tras preguntar a varios maestros y maestras de nuestro cole, logramos encontrar una lupa en la clase de nuestra anterior maestra, Maribel. Aquí os mostramos el contenido de la carta:


Cogollos, 24 de noviembre de 2013 

Queridos niños de Güevéjar: 


Estoy pasando unos días aquí en Cogollos con mis primos Pituflán, Pituflín y Pituflón. Perdonadme si no he ido por el huerto pero sé que lo estáis cuidando perfectamente. Dentro de poco os llevaré algún regalo. 


                                         Un beso y abrazo de vuestro amigo


                                            El gnomo Pitufín.


Estuvimos comentando que en la carta estaban:

-  la fecha y el lugar desde donde escribía,
- el saludo,
- el contenido,
- la despedida y
- la firma.

Todos estamos muy animados y seguro que le escribiremos una carta para contestarle.


Quitamos plantas silvestres que han nacido en la parcela.

Para finalizar la visita al huerto, nos entretuvimos en quitar las plantas silvestres que han nacido en algunas parcelas. El viento trae semillas y puede que alguna se entierre y surja de allí una nueva planta. Esta puede quitar el alimento a las nuestras y, como no nos interesa, es necesario arrancarlas de allí.

¡Seguimos encantados con el huerto y Pitufín!

 
Share
ShareSidebar
Share |