miércoles, 6 de marzo de 2013

Proyecto Al mercado con tablets: PRELIMINARES

Cada pieza, por pequeña que sea, es importante en un puzle.

Antes de poner en marcha el proyecto con tablets en nuestro aula, fue necesario tener en cuenta unas piezas claves, sin las cuales nuestra programación no obtendría los resultados que pretendíamos alcanzar. Por ello considero importante reflejarlos en en este post.


1) Asesoramiento del CEP.

El CEP de Granada, en el pasado trimestre, convocó un curso sobre el Uso educativo de tabletas digitales, dirigido a los docentes pertenecientes a su ámbito de actuación. En dos sesiones presenciales de 3 horas, se nos mostró el uso elemental de las tablets así como el funcionamiento básico de algunas aplicaciones educativas. Los inscritos en el CEP, alrededor de 25 docentes, debíamos diseñar un proyecto en el que el alumnado utilizase las tablets como recurso educativo.

Se hizo una planificación temporal para la distribución de los equipos y pudimos disponer de uno de ellos en casa, durante algo más de 3 semanas,  para poder hacer probaturas y familiarizarnos con su uso.

Asimismo, una quincena antes de la puesta en práctica de nuestro proyecto, los asesores revisaron nuestras ideas y aportaron las suyas para mejorarlo e incluso recomendar algunas aplicaciones que podrían sernos útiles.

Las experiencias que se van realizando se muestran en el blog edutablets, el cual recomiendo encarecidamente visitar.


2) Tabletas digitales.

Si es importante el asesoramiento pedagógico y didáctico aportado por el CEP de Granada, también lo es el  préstamo de las tabletas digitales para el desarrollo de los proyectos. Más de un docente me ha preguntado qué tipo de tablets hemos utlizado. El modelo es Papyre Edu, que funciona bajo el sistema Android. Cada aula ha recibido tantas tabletas como alumnado correspondiente a su tutor.


3) Reunión y permisos de familias.

Previo a la iniciación del proyecto, consideré muy oportuno reunir a las familias para exponerles los objetivos que pretendíamos conseguir. Asimismo, se les explicó cuál sería su labor colaborativa con los hijos e hijas para desarrollar determinadas tareas.

A la reunión asistió casi la totalidad de familias y, aparte de explicarles los detalles anteriores, se les expuso la existencia de nuestro blog de aula y la potencialidad educativa que tiene el mismo. Como la mayoría de los productos obtenidos a la finalización del proyecto serían vídeos, imágenes y audios, era necesario obtener el permiso del padre o madre para la difusión en Internet de dichos productos digitales.

He asesorado a más de un docente sobre el uso de blogs educativos. En los años de comienzo de las herramientas Web2.0, algunos me indicaban la negativa de muchas familias a que la imagen de sus hijos e hijas se mostrase en Internet. Poco a poco, el uso generalizado de blogs ha permitido que nos concienciemos de las posibilidades que nos ofrecen y el elemento motivador que supone para los pequeños el ser protagonistas mediante su propia imagen.

No solamente es importante el que se sientan protagonistas. También lo es como instrumento de autoevaluación: cuando el alumnado se ve en un vídeo, detecta errores o fallos que comete y reflexiona sobre qué puede hacer la próxima vez para mejorar su exposición.

Tras estas explicaciones, les entregué una autorización para, si lo tenían a bien, diesen el correspondiente permiso. Les indiqué que los vídeos se subirían a Vimeo por carecer de la publicidad que hay en YouTube y que a veces no es la más adecuada en entornos educativos.

A la pregunta, ¿cuándo tenemos que traer esto firmado? Les indiqué que no había ni prisas ni fecha de entrega. Si alguien lo traía al día siguiente, a partir de entonces podríamos publicar imágenes; si  tardaba 4 meses, en ese momento se haría. Casi nadie se llevó la autorización a su casa para pensarlo: firmaron en dicha reunión.

Como consejo a docentes, si entregamos autorizaciones para que las lleven a casa, muchas se pierden en el camino, otras se olvidan en las casas, algunas familias son reticentes porque desconocen la finalidad que pretendemos con esto... El contacto directo con ellas explicándoles qué vamos a hacer y las ventajas que supone, facilita que accedan, LIBREMENTE (palabra muy remarcada en la reunión), a nuestra pretensión.

Para finalizar, desde aquel día hasta el actual, ya tengo contacto a través de las redes con 3 familias. Así se facilita la vía de comunicación, que es casi instantánea, y puedo avisarles cuando hay algún artículo en el que intervengan sus hijos.

Puedes seguir todo nuestro proyecto en este enlace.

 
Share
ShareSidebar
Share |