miércoles, 19 de enero de 2011

EL DIBUJO COMO FORMA DE EXPRESIÓN CREATIVA

Abrucena dibujo Johan
 Johan dibuja Abrucena para el Proyecto "Nuestros pueblos"

Estamos realizando la primera tarea correspondiente al Proyecto Nuestros pueblos, consistente en dibujar nuestra localidad, copiando de una lámina y me he propuesto no solo mostrar los resultados sino también contar las dificultades y logros en su realización.

No soy demasiado partidario de copiar dibujos en la hora de Educación Artística. Prefiero darles un folio en blanco y dejarles que libremente se expresen dibujando lo que prefieran. En efecto, el dibujo libre fomenta la creatividad, puede mostrarnos de modo indirecto sus intereses, inquietudes, temores… Seguro que un psicólogo sabría exprimir esa información y sacarle muchísimo partido.

La realización de un dibujo creativo da pie al diálogo y la expresión oral. ¿Por qué has dibujado eso? Las margaritas las has pintado moradas. ¿Por qué? Has dibujado un niño más grande que su padre. ¿En la vida real es así? ¿Cuál es la razón de que lo hicieses de este modo?

De todas formas tampoco descarto el que copiemos, de vez en cuando, un dibujo. La copia implica también una serie de procesos a tener en cuenta: distribución en el espacio de los elementos, guardar las proporciones, seleccionar los colores más similares…

Centrándonos en la TAREA 1 de nuestro proyecto, la dificultad radica en que son demasiados los elementos a dibujar y corremos el riesgo, por la edad de los alumnos/as, de que se cansen. En vez de dedicar una hora completa al dibujo, vamos dando pequeños tiempos diarios de aproximadamente 10 minutos para realizar esta tarea. Les aconsejé que comenzasen por elementos grandes (iglesia, montañas, árbol,…) para distribuirlos en el papel adecuadamente y después dedicarse a los elementos más pequeños y detalles (casas, puertas y ventanas…).

Hay quienes intentan hacer una copia lo más fiel y quienes hacen una interpretación libre destacando determinados elementos. Al menos, para mí, válidas ambas opciones.

El próximo martes, en sus pantallas.

P.D.: Puedes ver los resultados por aquí y los dibujos de todos los centros participantes en este sitio.

5 comentarios:

Fran dijo...

Ánimo, Gregorio. Celebro que se tomen iniciativas como esta. Cuenta con mi colaboración en un futuro. Claro, ganas tengo todas las del mundo, pero me falta un título...

Manuel dijo...

Te felicito por embarcarte en estos proyectos con tus alumnos. Verás, tan perjudicial es un exceso (o exclusividad) de expresión libre como un exceso de dogmatismo a la hora de afrontar la expresión artística. Para un niño pequeño copiar una fotografía es traumático porque choca frontalmente con su mundo y su espacio simbólico rico en matices y sugerencias espaciales: abolición de la perspectiva, colores simbólicos, efecto "radiografía" (mostrar el interior y el exterior a la vez), etc. Desde luego, pueden tomarla como punto de partida, como fuente de inspiración, como adiestramiento de la mirada o como inicio de un relato visual.
Sea como sea, te deseo suerte en tu aventura y ya sabes, para lo que este humilde servidor pueda echarte una mano, por aquí andaré.

@manuelpielroja

hermesfox dijo...

Felicitaciones Gregorio haces del currículo un sistema abierto y flexible, promueves la creatividad y la primacía de la acción recae en el alumno, promoviendo en este el aprendizaje dialogado y participativo.

Pedro Villarrubia dijo...

Líbreme yo de otra cosa que admirar a quien se atreve con la Plástica en Primaria (o Secundaria). :-)

Dicho eso, como ya el amigo Manuel te ha dejado su "flecha amistosa" te diré mi opinión, aunque es difícil en un comentario…

¿Podría hacerte un dibujo? ;-)

En la evolución plástica infantil, bla, bla, bla,… hacia los 10 años, l@s niñ@s se decantan, simplificando, hacia dos opciones: "realistas" o "expresivas".

Para l@s primer@s copiar un dibujo puede ser un reto y algo estimulante, para l@s segund@s puede ser una tortura, o un aburrimiento.

Yo, si pudiese, les llevaría a pasear por el pueblo y que dibujasen lo que ven, libremente. Y si no, le daría esas fotos como ya haces, o mejor las proyectaría en grande, y que las interpretasen libremente, como si estuviesen en la calle, o bien les pediría que me trajesen dibujos de su calle, de su casa, de su parque.

Además, si pudiese, compararía las fotos actuales con imágenes antiguas del pueblo, o les pediría que dibujasen como pudiesen lo que les cuentan sus abuelos sobre cómo era el pueblo en sus tiempos.

En fin, que teorías tengo muchas, pero lo bueno es la práctica que tú les ofreces. Si además, respetas su trabajo y ven que el maestro les ayuda, les valora y le gusta que dibujen, pues la experiencia será muy positiva, seguro.

La segunda parte será que compartan lo hecho, lo enseñen y nos den sana envidia.

Salud+2.

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Fran: todo llegará. Si hay ilusión, trabajo y empeño...

Manuel: la verdad es que me he lanzado a la piscina con el proyecto pero creo que tanto el alumnado como los otros participantes tienen ilusión y eso es importante. Muchas gracias por esos consejos y por el documento que me enlazaste.

hermesfox: aunque no seamos expertos en pedagogía, sicología, arte y demás, intentamos mover ficha y motivar al alumnado para que aprenda.

Pedro Villarrubia: recuerdo mis años de infancia en la Casa Madre (Ave-María) en la cuesta del Chapiz. Siempre dibujábamos cada curso La Alhambra vista al natural gracias al entorno envidiable donde se encuentran las escuelas. Aunque no sabía ni sé dibujar, disfruté y recuerdo ese intento artístico. En este caso, dibujar Abrucena con visión natural es dificilísimo pues hay que alejarse bastante para poder hacerlo y la edad de los menores nos lo impide. No obstante, hay muchas otras cosas que intentaremos dibujar dando rienda suelta a la imaginación.

Gracias por esos consejos.

 
Share
ShareSidebar
Share |