lunes, 3 de enero de 2011

CUANDO LA ESCUELA NOS HACE PENSAR


 Ante todo agradecer a este chico, alumno de Estrella López Aguilar, el que nos haya permitido incluir el vídeo en este artículo y dar el visto bueno para la publicación del mismo una vez leído previamente el texto contenido en él.


Quiero hacer una reflexión en voz alto sobre dos tipos de escuela que avanzan en líneas diferentes pero que pueden tener un punto de encuentro: la escuela que nos hace memorizar y la escuela que nos hace pensar.

La escuela tradicional tenía como meta formar personas-contenedores de conocimiento. El maestro 1.0 impartía sus clases lanzando enormes cantidades de información que el alumno debía memorizar para ir pasando exámenes. A esto se le llamaba “adquirir cultura” que, en la mayoría de los casos, se reducía a una mínima expresión cuando habían transcurrido algunos días tras haber realizado la prueba.

Ante la presencia de dispositivos que contienen la información a la mano, este concepto de escuela ha ido transformándose poco a poco y ahora se ha criticado muchísimo el proceso de memorización, dando una prioridad absoluta a la búsqueda de la información, el proceso de la misma y la extracción de lo que se considera básico para la elaboración de un informe, gráfica o la realización de una tarea que desarrolle las competencias básicas.


Cuando hicimos el vídeo con Ramón con esas preguntas tan complicadas para un niño de su edad, el objetivo fue mostrar que la escuela debe fomentar que el alumnado piense, procese la información, tome la decisión pertinente y conteste a la pregunta o realice la actividad o tarea propuesta.

Para ser maestro 2.0 no se necesitan ordenadores ni nuevas tecnologías sino una actitud bidireccional en la que el alumno/a tiene mucho que aportar y en función de ello, tomar las decisiones a la hora de plantear el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Mi amiga Estrella, cuando vio nuestro vídeo, consideró que a su alumnado le hacía falta un revulsivo y este podría ser un buen medio para lograrlo. Según me cuenta, se queja de que sus chicos/as no piensan, no razonan.

Tras efectuar las mismas preguntas a sus chicos/as y comprobar que en la mayoría de los casos no se consiguieron las respuestas correctas, mostró nuestro vídeo y el comentario unánime fue: “qué listo es el pequeñín”. Además, sintieron la necesidad de que Estrella les plantease nuevas preguntas “de las que te rayan” (hacen pensar).


Quiero hacer constancia de que cuando, hace algunos años, unas alumnas del curso 5º me plantearon la pregunta del color de dientes del bebé, sonreí antes de contestar pues no iba a caer en la trampa de decir que los tenía negros. ¡Los tenía blancos!

Apuesto por una escuela en la que los alumnos y alumnas se diviertan, piensen, razonen, decidan y actúen. Y esto es compatible tanto con la “memorización” como con la “búsqueda”. Cada tipo de escuela tiene sus aspectos positivos y hay que extraer lo mejor de cada una de ellos. No me gustan las decisiones drásticas en las que se dice que el alumno no tiene que memorizar nada pues todo lo tiene al alcance de su mano con un móvil conectado a Internet. Quizás dentro de 10 años me desdiga.

Los chicos y chicas de La Tribu de PCPI nos han demostrado a través de su blog, sus vídeos y presentaciones, que están motivados en su proceso de aprendizaje. Si somos autocríticos y capaces de reconocer que nos hace falta pensar más pero estamos dispuestos y motivados a ello, el camino lo tenemos casi recorrido.

9 comentarios:

cristina dijo...

Me ha parecido interesante el video de Estrella Lopez, cuando vi el tuyo, inmediatamente pensé que resultado tendrían las preguntas en mis alumnos de Aula de Acogida, hacia poco estuve trabajando los enunciados de problemas “que nos engañan” .
http://phobos.xtec.cat/llibres/b7001103_1997/llibre/index.php?section=11&page=1

Es evidente que una cosa es el nivel de lengua conversacional y otra el nivel de lengua que se necesita para afrontar sin ayudas externas las clases, muchas veces exigimos al alumnado recien llegado tareas que estan fuera de sus posibilidades si no reciben la ayuda adecuada.

Carlos dijo...

jajaja ahora lo entiendo todo, Estrella y tu sois maquiavélicos, pero que buenos al hacernos ver, con pruebas palpables, la necesidad de ese cambio en nuestras escuelas ;D

Maru (marudomenech@gmail.com) dijo...

Me ha gustado mucho el vídeo. La verdad es que el chico pensar, piensa. Haré la prueba con los míos, y te puedo asegurar que se cansarán en 30 segundos y no serán alumnos de acogida!! es una actividad estupenda para comprobar hasta dónde creemos que piensan los alumnos o si realmente lo hacen.
Es un buen complemento al de tu niño que me hizo reir mucho con ese acento tan granaíno!!

Estrella dijo...

Idriss no es un alumno de acogida es alumno de PCPI. Se esfuerza muchisimo y le dedica horas al estudio. El problema es que su concepci´´on del estudio se basa exclusivamente en la memorizacion de contenidos. Si le preguntas la capital de Ucrania o la definicion de un determinante demostrativo, la repite sin pausa, se siente seguro. El problema viene cuando se le pide "pensar"
Perdonad que no ponga tildes (me salen dobles).
Carlos...¿maquiavelicos? jajajaja, un beso

cristina dijo...

por cierto Estrella el blog de la Tribu del PCPI me parece magnífico

Conchita dijo...

Buena entrada; de las que hacen "pensar".
Creativa colaboración inter-profes. Me gusta que me sorprendan y me gusta el cariño y el respeto con el que tratáis a vuestros alumnos.
¡Enhorabuena!

jacserr_educsoc dijo...

Cuando era pequeño mi madre me habló en muchas oportunidades de Sócrates (luego estudié profesorado de filosofía)Me emocionaba pensar mientras escuchaba las preguntas del video que Sócrates sigue actualizado en estos maestros-Tic del que día a día aprendo. Me siento, desde hace más de 3 meses ya, renovadamente aprendiz (condición de la que tanto Sócrates como mi madre, nunca han deseado que pierda)Gracias a Estrella, Toribio y vosotr@s alumn@s que tanto HACEIS PENSAR!

Fernando José Moreno Mora dijo...

Hola a todos.

He realizado la pregunta del bebe a mis alumnos universitarios y adivinen ..., !Han dicho blancos!

Mi compromiso es enseñarlos a pensar.

Saludos.

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Cristina: eché hace días un vistazo al enlace que indicas. Efectivamente, necesitamos hacer pensar al alumnado y que no sean tan impulsivos a la hora de contestar.

Carlos: los cambios se irán dando poco a poco. Es cuestión de insistir y difundirlo.

Maru: que conste que yo fui el primero que cayó en lo de los dientes. El problema radica en que aunque sepamos las respuestas, no atendemos a los enunciados.

Estrella: el que tú retomaras el vídeo para aplicarlo en tu aula demuestra que nos podemos ayudar unos a otros. Compartir experiencias educativas es lo que nos hace engancharnos tanto a Internet, blogs, redes sociales... Gracias por ese "REPLAY" del vídeo.

Conchita: ante todo lo que hemos intentado ha sido el respeto hacia el alumnado. Por ello, antes de escribir este artículo, le pregunté a Estrella si podría escribirlo y si su alumno lo aceptaría. Además, les envié el boceto del post para que diesen el visto bueno.

jacserr educsoc: muchísimas gracias a ti. Como digo en el post, no soy radical a la hora del planteamiento en el aula. Ni todo puede ser pensar ni todo memorizar. Una mezcla ponderada de ambas puede ser la línea a seguir.

Fernando José Moreno: no te extrañe. Tiene su pequeña "trampa" pues lo de recién nacido está al principio del enunciado de la pregunta y cuando la finalizamos ya han olvidado dicho detalle. Hay que fomentar el hacerles pensar, algo que seguro que les resulta incluso divertido.

 
Share
ShareSidebar
Share |