viernes, 1 de mayo de 2009

UN CUENTO ENTRE TODOS (Por Andrea)


Hoy os presentamos un tipo de artículo diferente. El maestro ha propuesto que escribamos un cuento entre todos. Él ha empezado con una oración y seguidamente Andrea ha escrito la siguiente. A partir de ahí, por un lado, cada alumno/a ha ido agregando una frase; por otro, Andrea ha escrito tantas oraciones como alumnos hay en nuestro aula. De esta manera nos salen dos historias con un mismo comienzo pero totalmente diferentes: la de Andrea y la de toda la clase. Esperemos que os gusten.


LA VERSIÓN DE ANDREA

Adela se había levantado muy temprano. Desayunó y se dispuso a vivir una gran aventura.

Salió a la calle y con el móvil llamó a todos sus amigos pero sólo le contestaron tres.

Los cuatro amigos quedaron en verse en la plaza e ir al bosque. Pero lo que se encontraron fue una gran desilusión: ¡sólo había plantas! Adela dijo que si seguían podrían encontrar alguna serpiente muy grande y a cada uno se lo iba a comer cuando ella llegara y le daría una paliza.

Los amigos de Adela se aburrieron de buscar aventuras y se fueron a sus casas. Pero Adela no se cansaba de buscar aventuras y estaba segura de que al final la encontraría. Se sentó en un tronco, apoyó la espalda y a los cinco minutos ya estaba dormida. Era claro que estaba muy cansada.

Lo que no se esperaba es que, cuando se quedara dormida, aparecerían muchas especies extinguidas. Se despertó y se asustó mucho. A las dos horas iban apareciendo más especies extinguidas. Adela se frotó los ojos porque no se lo creía. Pensó que en el periódico sería una gran noticia. Pero si lo publicaban seguro que unos cazadores las cazarían.

Ella estuvo todo el tiempo con los animales. A las ocho de la tarde tenía hambre y los animales le dijeron dónde había comida muy rica en vitaminas.

A las nueve de la noche se fue a dormir a su casa. Este pequeño secretito no se lo contó a nadie.

---- 0 ---- 0 ---- 0 ---- 0 ----

LA VERSIÓN DE LA CLASE

Adela se había levantado muy temprano. Desayunó y se dispuso a vivir una gran aventura.

Salió a la calle y con el móvil llamó a todos sus amigos pero sólo le contestaron tres.

Les dijo que iban a vivir una gran aventura. Adela se puso muy contenta y se marchó a ver mundo con sus amigos. Les picó la curiosidad al ver una casa abandonada y entraron a investigarla. No había gente, así que empezaron a asustarse. Adela entró en la casa, la recorrió entera, bajó al sótano y todo estaba muy oscuro. En ese momento… Se escuchó un ruido muy raro y asustadizo y entonces salió poco a poco a ver lo que había allí.

Adela tenía mucho miedo y no sabía lo que hacer. Entonces vio una caja muy bonita, apareció un fantasma y ahora no tenía escapatoria. Adela se quedó allí con mucho miedo porque no podía salir. Se le cayó el pomo de la puerta y el fantasma fue hacia Adela pero el espectro lo que quería era volver con sus padres.

Adela sacó el móvil y le enseñó una foto de sus padres. Los dos salieron del sótano y sus amigos, al ver al fantasma, se fueron corriendo. Asustados y gritando, decían:

- ¡Papá, mamá! ¡Venid!

El fantasma se quedó encerrado. El fantasma tenía mucho miedo y le dijo a Adela que fuera a buscar ayuda. Entonces, Adela, en vez de buscar ayuda para el fantasma… ¡Buscó ayuda para ella! Adela creía que se había vuelto loca, porque había visto a aquel fantasma. El fantasma esperaba a Adela pero luego comprendió que tenía que esperar que otra persona lo encontrara y le ayudara.

3 comentarios:

Onio dijo...

Me encanta esta idea. Estos alumnos y alumnas Gregorio deben estar aprendiendo un montón, ¿no? Felicítalos de mi parte. Un abrazo desde Sevilla.

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Onio: poco a poco van aprendiendo. La mayoría muestra un interés y atención bastante alto y eso tiene su repercusión. Los felicitaré de tu parte, por supuesto.

maria del mar 1eso dijo...

el cuenta esta muy bien pero un poco diferente al otro verdadero,pero igualmente esta muy bien

 
Share
ShareSidebar
Share |