lunes, 23 de marzo de 2009

FOTOGRAFIANDO LA SIERRA (Por Álvaro)


He fotografiado la sierra porque ahí se respira aire puro, fresco y limpio. Cuando hice esta fotografía estuve comiendo nieve. También vi cabras montesas, jabalíes y perdices. Había una cueva y le pregunté a mi abuelo cómo se llamaba la cueva. Me dijo que se llamaba la Cueva de la Oración.

Pregunté por qué se llamaba así y dijo que era porque las brujas se ponen a rezar en la puerta pero eso no me lo creí.

 
Share
ShareSidebar
Share |